El Consejo de Estado se pronunció sobre la compra y venta de las acciones, CDT´S y bonos considerados activos fijos de las compañías y que no hacen parte del giro ordinario de sus negocios, reiterando que no constituye base gravable de ICA de conformidad con el artículo 42 del Decreto 352 de 2002.

Con el fin de clarificar su posición, la entidad citó la definición de activos fijos, indicando que “los activos fijos son bienes corporales o incorporales que se enajenan por fuera del giro ordinario de los negocios del contribuyente, esto es, por fuera de su objeto social principal, lo que apareja que la operación de venta se realiza de forma ocasional y los ingresos derivados de la misma son de carácter extraordinario según ‘la normatividad de los impuestos de renta (E.T. artículo 26) y de industria y comercio (…)”

Así entonces, cuando la enajenación tenga por objeto activos fijos, el valor de la venta se debe restar de la base del Impuesto de Industria y Comercio. 

Sentencia 023983 del 3 de septiembre de 2020

VER